domingo, 18 de septiembre de 2011

LE CHANTIER (PARIS)

Por más de 10 días sin ir a milonguear, moviéndonos de un lado a otro, de ciudad en ciudad,  llegamos a París... la Ciudad Luz y nos hemos detenido por un tiempo un tantito más prolongado, así que Chia y Ludwig (nuestros excelentes anfitriones) nos hicieron conocer la milonga "Le Chantier"... Buenísimoooo!

Así que nos arreglamos, nos maquillamos, nos peinamos, sacamos nuestros zapatitos de Tango de la valija (era evidente que los trajeramos) y nos encaminamos en una noche de otoño parisina hacia el metro...

Llegamos a la milonga, con mucha tranquilidad.... para encontrarnos con un lugar acogedor, con la extraña situación de no existir un lugar determinado para sentarse, así que uno procede a cambiarse los zapatos y acomodarse donde puede... por otro lado dada esa situación el cabeceo resulta casi imposible, con lo cual se acercan a preguntarte si queres bailar... salvo el caso de un Rosarino que mantiene la tradición a raja tabla... lo que es más que gratificante.

En una pista que intenta tener orden, en algunos momentos, que en otros se descontrola nos encontramos bailando tanda tras tanda... una situación que me resulto algo extraño es que cuando uno termina de bailar la tanda si les gustó bailar contigo te preguntan si bailas la siguiente tanda (sip, te lo preguntan en medio de ambas tandas), así que sin salir de la pista se vuelve a bailar... esto no es visto de forma extraña como sucedería en Buenos Aires.


Bailamos, bailamos, bailamos... tandas de Tango, Milonga y Vals.... ah! y para nuestra sorpresa... CHACARERA!!!


Abrazos envolventes, que abrigan en este clima frío otoñal, sonrisas y preguntas en francés, en italiano... e incluso la sorpresa de que un Italiano se me acerque para sacarme, hablando en perfecto castellano y explicándome que le habían dicho que era Argentina, que bailaba bien (a mí no me miren... hay gusto para todo, incluso para mi baile jajaja)... OK! Aquí se pasan la data previo bailar... mmm... quien niegue que esto también pasa en Buenos Aires es un irónico, pero aquí me generó una sonrisa. 


No voy a poner especificaciones onda... el nivel de baile blablabla... porque no tengo ganas jajaja y porque si bien observe algunas cosas que no comprendía, eso también me ocurre en Buenos Aires... así que les puedo decir que nuestras tradiciones, adaptadas a la Parisina, se reflejan en la milonga Le Chantier... incluso una chica estaba de cumpleaños y la sacaron a bailar el vals...


A las 4.30 de la mañana llegaron... CROISSANT... o sea... MEDIALUNAS! y podías servirte... era la versión Parisina de los desayunos de La Viru... Copado!


Regresamos al departamento de Chia y Ludwig a eso de las 5 de la mañana, nos acostamos y soñamos... 

1 comentario:

  1. "Les amusements sont aussi nècèssaires que le travai." Le Mayor crayon

    ResponderEliminar