lunes, 31 de mayo de 2010

A veces las emociones nos desbordan

Es increíble lo que se siente cuando una persona mayor se te acerca y te dice que le gusta como bailas, que le gusta el sentimiento que ven, la pisada, el abrazo.

Son momentos únicos tan emocionantes, porque esas palabras salen de personas que vivieron otra época, donde los recuerdos de sus padres o los propios se ven reflejados en esas palabras que no creo que pueda ser representado de otra forma.

Bien sean viejos milongueros, respetados por todos o simplemente personas comunes a las que les recuerda su juventud, incluso su infancia... cuando sus padres escuchaban Tangos en la radio, en discos de pasta, en todos los casos la emoción es increíble y te deja sin palabras.

Este fin de semana se vivieron las dos situaciones, a uno de mis amigos... alguien con el que suelo bailar y a quien suelo torturar bastante cuando tomamos clases juntos (perdón por la tortura, sé que lo hago y no sé como me soporta jaja) se le acercó Eduardo Pareja "Parejita" y le dijo "Soy Parejita, voy a bailar hoy acá y quería decirte que me gusta como bailas... la cadencia, el abrazo, la pisada y el sentimiento"... estaba volviendo a la mesa (me había ido a fumar... y bueno uno tiene sus vicios) cuando lo ví a Parejita hablándole a uno de mis amigos, sé que él es tímido y veía su expresión a la distancia (conste que soy miope)... solo pude pensar ¿qué le esta diciendo?... claro que por las expresiones sabía que era un halago y que mi amigo estaba a punto de desmayarse jajaja

Por otro lado, una pareja amiga vivieron algo similar el domingo en la Parroquia Resurrección de Villa Crespo, en un evento que se realiza una vez al mes llamado "Té con los abuelos", donde había personas de 80 años, que se emocionaron al verlos bailar y les dijeron que esos Tangos les recordaban a sus padres, que estaban felices... que lindo escuchar esas palabras, que lindo ver esas expresiones... te llenan el alma, te llenan el corazón y te desbordan... es un orgullo saber que uno con tan poco puede hacer felíz a alguien y traerle recuerdos hermosos a sus memorias.

Estas cosas, esta emoción a flor de piel hacen que cada día ame más el Tango, a su gente y sus historias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario